Inicio»fila2»Veda para animales cansados

Veda para animales cansados

0
Compartidos
Pinterest Google+

vino veda

VEDA

Una lata de guisantes

con tomate

y todo por hacer

mientras la noche respira

y soy un animal cansado

y estoy vivo.

Conductores insomnes

atraviesan la autovía

mientras la música

de la feria de julio

resuena en mi terraza

con lánguida tristeza

y estoy vivo:

40 años de naufragios

no han sido bastante

para sofocar

la llama de mi corazón.

Un piso de alquiler vacío

y cientos de libros por el cuarto

mientras la noche se agita

y los jóvenes persiguen su visión

en la calurosa feria

de domingo en la tierra.

Las siluetas

de los edificios de hormigón

que iluminan los camiones al pasar

me recuerdan de dónde vengo

y dónde estoy

pero no responden

mis preguntas:

todo es esta noche

extraño absurdo

y el vino corre por mis venas

como el flujo cálido

de una madre herida.

Se pelean los vecinos gritan

pasan los coches vomitan

los borrachos los perros ladran.

¿Dónde el milagro la rosa

el amor el misterio la fe?

Afuera, en el exterior,

en la melancólica feria

de la noche estrellada,

los perros del amo

olfatean el rastro

mientras la yerba

crepita en mis labios

como el fuego

de la esperanza rota.

La cena está servida

la víctima atrapada.

Cierro los ojos

me siento a respirar

y espero.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *