Entradas Etiquetadas

Recalcitrantes

Hagiografía de Narcisa la bella en la librería Muga [Madrid] «Hagiografía de Narcisa la bella es muy divertida y muy feminista. Robles tiene el don genuino de la sátira y lo cómico, algo relativamente escaso en las letras iberoamericanas.» Jean Franco. «Somos un lapso de tiempo en el espacio que nos toca vivir.» Mireya Robles. «Un libro que se lee muy bien» La distribuidora, exaltada, casi al final del acto. Cuando bajan las temperaturas y el mercurio puede convertirse en la mejor

Concha Alós sonríe desde otra época. Mira a la cámara sosteniendo en la mano izquierda una copa de champán achatada, con los dedos índice y meñique estirados en un gesto demodé. La cabeza tocada por un moño esculpido con laca y el cuello del vestido con un corte sesentero. Semejante estampa solo puede completarse con unas gafas de pasta oscura que enmarcan una cara ovalada en la que renegrean dos cejas llamativamente separadas

En Hagiografía de Narcisa la Bella, Mireya Robles ahonda con desbordante imaginación poética en la sexualidad femenina y la condición de mujer en la Cuba de los años cuarenta. Nada más llegar al mundo, Narcisa provoca desconcierto y cierta repulsión. Su apariencia de «dragón», su voz ronca, su disposición a someter su voluntad al bienestar de una familia insensible e indiferente a sus necesidades, hacen de Narcisa una santa; y de esta historia un relato de martirio en clave de

La literatura nos permite fingir, cambiar de identidad  Madrid, en coche, es un infierno: accidentes, estridencias, frenazos, una casi absoluta falta de educación, conductores —y conductoras, ay— endemoniados, poseídos, ahítos de una agresividad peligrosísima, incontenida, de unas ganas de dar mal, de imponerse, que darían, si una no fuera en el fondo una inconsciente, un miedo como para no salir a la calle más que en bici, a la porra los libros, que los carguen otros, no saldré nada más

Muy atentos a partir del 47:37, porque ahí tenemos a unos grandes amigos de Librerantes, que además riman, los editores Recalcitrantes. Ellos son Enrique García y Noelia Adánez, cuya labor recupera libros escritos por mujeres que dejaron de editarse y fueron, en cierto modo, sepultados por el paso del tiempo. Ahora vuelven a la actualidad gracias a su empeño. De momento han resucitado a Concha Alós y Las Hogueras, premio Planeta de 1964, y a Mireya Robles con Hagiografía de Narcisa

Enrique García, librero de Venir a cuento ha puesto en marcha junto a Noelia Adánez Editores Recalcitrantes. La editorial está enfocada a publicar y recuperar libros escritos por mujeres que se quedaron en el olvido. El primero: Las hogueras, de Concha Alós. En septiembre publicarán Hagiografía de Narcisa la bella, una obra escrita en un sólo párrafo que nunca se había publicado en España. Su autora es Mireya Robles. Nos hablan de todo ello en la Cadena Ser.

Que nada debe ser planteado jamás sin haber sido trastocado, y remitido además al a-de-más de ese trastocamiento. … si las mujeres imitan tan bien, se debe a que ellas no desaparecen sin más en esa función. Permanecen también en otra parte: otra insistencia de materia, pero también de goce. Luce Irigay Mi feminismo es poderoso, está armado intelectualmente. Es producto de la lectura, la reflexión y el debate. Mi feminismo está elaborado, contrastado, escindido y luego suturado. Soy una