Entradas Etiquetadas

Poesía

Sobre el libro Este libro, el quinto libro de la Colección MÍNIMA de Sabina editorial, recoge 27 poemas de la poeta Ángela Figuera Aymerich en los que se interroga sobre su lugar en el mundo como mujer y como poeta, con la única certeza de que esa búsqueda halla expresión en sus versos: «Mi sangre, zumo denso circulando / por todos mis poemas».  Hay en su obra y en su trayectoria una honestidad radical con ella misma y con la

La colección Toda la noche se oyeron… de la editorial Polibea cuenta con un nuevo libro. Piedra del Guadalquivir, de Carlos Aguasaco se presentará en el Centro de Arte Moderno de Madrid bajo la batuta de Verónica Aranda, gran conocedora de la poesía latinoamericana de ahora.

Sobre el libro Comiendo de una granada, tercer poemario de Esther Muntañola, es un libro de camino y de rutas. Rutas interiores de la persona poética, en los que la autora profundiza en ciertos temas aparecidos ya en sus dos poemarios anteriores -la fragilidad del instante, la naturaleza y una particular mirada sobre la belleza, el amor y la muerte-, y rutas exteriores recorridas por los excluidos y desheredados que fallecen exhaustos ante una Europa que sin sonrojo les cierra

Cree en mí, realidad, igual que yo te acepto como eres. Sé que te tengo, alma, pero por fuera. Cuida de mí, canción. Di lo que yo no pude cuando puedas. Canción, de Juan Marqués Sobre el autor Juan Marqués (Zaragoza, 1980) es doctor en Literatura Española y crítico de libros en varias revistas culturales y en algunos suplementos literarios. Como poeta, es autor de Un tiempo libre (Granada, Comares, 2008) y Abierto (Valencia, Pre-Textos, 2010). Presenta Blanco roto, su

Lírica / 1 es una pieza de unos quince minutos de duración que pone en escena pedazos de poema, trozos de reflexión sobre la lírica y fragmentos de un audiotexto para megafonía. Hacía un ruido. Frases para un film político es un trabajo de recolección, observación, procesado y montaje de los trozos de frases y pedazos de sonidos emitidos por las ciudades del globo desde el convulso año de 2011. El libro salió publicado en mayo de 2016 por la editorial valenciana Contrabando. Además de

El próximo 24 de abril cumple cuatro años,  pero es un proyecto sólido que peina canas. Tiene solera. El espacio físico que lo alberga, que le da cobijo, está ubicado en la Calle Cardenal Cisneros de la capital cántabra. ¡Qué casualidad! Ellos buscan «un espacio de reflexión, de encuentro, de debate y desaprendizaje» como aquel cardenal que fundó una de las instituciones más relevantes de la Historia de nuestro país: la Universidad de Alcalá de Henares. En aquel entonces, también

El grito inútil ¿Qué vale una mujer? ¿Para qué sirve una mujer viviendo en puro grito? ¿Qué puede una mujer en la riada donde naufragan tantos superhombres y van desmoronándose las frentes alzadas como diques orgullosos cuando las aguas discurrían lentas? ¿Qué puedo yo con estos pies de arcilla rondando las provincias del pecado, trepando por las dunas, resbalándome por todos los problemas sin remedio? ¿Qué puedo yo, menesterosa, incrédula, con solo esta canción, esta porfía limando y escociéndome la

A ti que lo perdiste todo y buscas y corres para que el gris de las cenizas hable con una voz que diga «deja de buscar, ven aquí, te quiero». Sobre Caídas Es la experiencia de la pérdida hecha cuerpo y escritura: las voces de lo que ya no está, de los que ya no están, de los que pronto no estarán.  Como el sol que cae y se levanta cada día, esas voces siguen alumbrando el camino, pese y

En este taller de poesía organizado por Altavoz Cultural y coordinado por Ferki López y Rut Alameda dedicaremos nuestros ojos y gargantas a la mayor expresión de belleza: la poesía femenina. Voces de encanto superior darán la luz a la tinta, la palabra a la palabra: comenzaremos la velada leyendo y limando la poesía de Safo de la mano de Elisabet Garcia y de doña Gloria de la mano de Montserrat Bejarano, colaboradoras habituales de nuestras tertulias. La segunda parte

Enrique Darriba: un Rimbaud de la pintura Conocí a Enrique Darriba justo después de la muerte de mi padre. Marceliano, que así se llamaba mi progenitor, había estado luchando contra un cáncer durante un año pero alea jacta era. De pronto me vi convertido en un adolescente desnortado en aquel barrio del sur de Madrid, Zarzaquemada, sito en Leganés, y que lindaba con el descampado y los polígonos industriales. Por fortuna, desde aquel septiembre de 1981, Enrique Darriba pasó a