Tragalluvias [Javier Mariscal]

0
Compartidos
Pinterest Google+

Definitivamente es un texto de búsqueda de encuentros y desencuentros, donde el autor juega con diversos estilos, pasando de narrador en narrador (de la omniscencia, a la primera persona, a la segunda, etc); intercala incluso relatos del más puro cine negro, o de la mejor carnalidad pulposa bukowskiana.

12,00 

Información adicional

Autor

Javier Mariscal

ISBN

9788494184345

Editorial

Palimpsesto

Año

2013

Colección

De Sastre

Páginas

258

Descripción

Tragalluvias, de Javier Mariscal, no es una novela al uso, quizá sea un poema de 258 páginas. De carácter fragmentario, cada capítulo es, más bien, la imagen de una fotografía. Los personajes van creando un coro que canta la incapacidad de volver a sentir.

Definitivamente es un texto de búsqueda, de encuentros y desencuentros, donde el autor juega con diversos estilos, pasando de narrador en narrador (de la omniscencia, a la primera persona, a la segunda, etc); intercala incluso relatos del más puro cine negro, o de la mejor carnalidad pulposa bukowskiana.

En tragalluvias hay lugares comunes, como la cafetería de Anne, «El picalagartos», donde Robin recupera en cartas su historia con Teresa; o «El trasero de baba», la librería de Sean, que empieza a superar la pérdida de Ellen. Belle, nueve años, abre el telón pidiéndole a Anne que se quede a dormir; Susan, cuatro años, ha decidido no hablar hasta que mamá vuelva. Los niños de Sean son, además, la familia de Steven, sin memoria reciente, que ayuda ordenando libros. También están Miriam, tita Dolores, la abuela, Edward G. Robinson y Natasha encajando soledades y estos fragmentos rotos de fotografías.


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— este mismo libro en estas librerías.


El Autor

Sevilla, enero 1973. Licenciado en Periodismo, es escritor y fotógrafo. Es de barrio. Si hubiera que trazar un triángulo ese barrio tendría en sus vértices el Parque Amate, la Avenida Juan XXIII y Rochelambert. Nada en especial. Pero las señas de identidad las marcan las raíces, y esas raíces crecen con intemperie y sol, dejando arañazos y besos, en la piel y en la memoria. Con la que escribimos a veces. Telegramas en domingo (Editorial Conteros, 2011). También palabras vagas que se pierden en folios arrugados. Aunque ahora nadie escribe en folios que arruga y tira a la papelera. Escribe en pantallas y convierte sus dedos, las yemas de los dedos, en teclado. Y escribe. Y olvida. Y escribe. Deprisa. Y olvida. Por la asfixia del tiempo. Por la falta de. Cuando lo único que importa es acariciar. El tiempo. Las palabras. Los cuerpos que nos rodean. Leer en voz alta esta reseña de biografía que no es una biografía. Solo una pista. Una huella si nos volvemos indio o Tom Sawyer para escuchar, pegando el oído a las vías, cómo se aproxima el tren. Una locomotora si imaginamos. Una locomotora despidiendo humo en su chimenea. Sobre un cielo azul intenso. Despejado de nubes. Solo humo. Vapor que se pierde. buscando su sitio. En unos ojos que leen.

Libros publicados:
    1. Telegramas en domingo (Ed. Conteros, 2011)
    2. tragalluvias (palimpsesto 2.0 EDITORIAL, 2014)
    3. Habitación desnuda (palimpsesto 2.0 EDITORIAL, 2015)
    4. Escribe mensualmente en la web de la editorial

Prensa

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Tragalluvias [Javier Mariscal]”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *