Inicio»Portada»Librerantes en la Academia La Central de Callao

Librerantes en la Academia La Central de Callao

0
Compartidos
Pinterest Google+

La Academia La Central de Callao pone en marcha una nueva edición de sus cursos. Empiezan el 26 de septiembre y tratan sobre asuntos muy diversos relacionados con el arte, la música, la literatura o la filosofía. Las matrículas se abrieron a finales de agosto. Ya está todo listo para que dé comienzo con el curso de acercamiento a la forma musical impartido por Iris Azquinezer. A partir de ahí todo un otoño dedicado al conocimiento y la profundización en estas disciplinas de la mano de diversos expertos en cada materia.

Este domingo en Librerantes nos centramos en dos de ellos, los librerantísimos: Maite Larrauri y Fernando Castro. A Maite Larrauri la pueden encontrar habitualmente en su página Filosofía para profanos, o bien en la bitácora que mantiene en Fronterad. Precisamente esa filosofía para profanos ha tomado diversas vertientes. Desde la coleción de libros ilustrados por Max y centrados en un filósofo y tema en concreto hasta talleres o colaboraciones en radio y televión; en este caso, además, en uno de los pocos programas de la televisión nacional al que se puede calificar de ejemplar sin exageración: Para todos la 2. Siempre es un gusto escucharla.

Por su parte, Fernando Castro es autor de varios ensayos, dos de ellos publicados también en editoriales de esta casa, Newcastle y Micromegas: Estética a golpe de Like y En el instante del peligroProfesor universitario y crítico en suplementos culturales, tiene una amplia obra en el campo del ensayo. Es, además, muy divertido.

2016070514441_castro

Castro impartirá todos los lunes de otoño a partir del 3 de octubre La condición contemporáneaUna cartografía (provisional) del arte y la cultura actual. Cuando el diagnóstico del «fin del arte» (lanzado por Francis Fukuyama en 1989) ha quedado, literalmente, obsoleto o revela su condición ideológicamente regresiva, es necesario establecer un mapeado de los comportamientos artísticos y culturales. El discurso de la globalización y la retórica de lo híbrido también parece que han colapsado y son incapaces de dotar de sentido a una situación paradójica en la que asistimos tanto a la diversificación de los fenómenos creativos cuanto a una homogeneización preocupante. Es necesario establecer puntos de referencia para comprender lo que está sucediendo sin recurrir por inercia a una genealogía historicista. Este curso plantea, por tanto, una aproximación multidisciplinar a los fenómenos culturales contemporáneos, desde las artes plásticas a la literatura, del cine o el video a los fenómenos propios de la reticulación favorecida por el despliegue de internet, desde las subculturas a los espacios institucionales y específicamente la centralidad de lo museal. Si, como Nietzsche señalara, un modo de superar la «enfermedad histórica» surge en los comportamientos intempestivos, estas sesiones plantearán, sin anacronismos ni «urgencia de lo último», una serie de perspectivas teóricas para habitar en el llamado capitalismo artístico. El curso está dirigido a personas interesadas en los procesos artísticos contemporáneos, la estética actual y los debates filosóficos de un tiempo (el nuestro) inevitablemente desquiciado.

gabinete filosofíaPor su parte, Maite Larrauri será una de las ponentes del gabinete de lectura de filosofía, junto a Jorge Alemán, Jose Manuel Sánchez Ron, Ana de Miguel, y Carlos Fernández Liria. Dicen de la filosofía que está vieja y cansada, que le cuesta hacerse entender, que sus pretensiones son anacrónicas y sus maneras polvorientas, que será expulsada de la enseñanza secundaria. Esta disciplina es relegada a la condición de pieza de museo: tan valiosa como moribunda. En este gabinete La Central intenta rescatar a la Filosofía de esa fosa común que es la posmodernidad con el fin de reivindicar su pertinencia y su vida terrenal, utilizando para ello su implicación con disciplinas de reputación contemporánea. En el caso de Larrauri, se centrará en el concepto de libertad según Hannah Arendt.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *