Inicio»Puentes»Comenzar a leer»Laura Bassi, la ciencia tiene nombre de mujer

Laura Bassi, la ciencia tiene nombre de mujer

0
Compartidos
Pinterest Google+

Una mirada atrás, tantos pasos al frente

He perdido la cuenta. No sé cuántas veces he escuchado esa expresión que define a la súper mujer actual: ser una todoterreno. Dicho de otro modo: un ser humano capaz de amar, crear y procrear a partes iguales. Conquistar ese título es toda una proeza. Quizás por eso me he enganchado a la vida  y obra de esta mujer todoterreno de otra época: Laura Bassi.

Viviendo en el siglo XXI cabría esperar que la inserción de la mujer en el ámbito científico fuese un hecho y no una quimera. Sin embargo, sigue siendo un reto. Los datos lo confirman: de acuerdo con un estudio realizado en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6%. Juzguen ustedes mismos.

Laura Bassi se convertiría en la primera mujer en ocupar una cátedra de física en la Universidad de Bolonia

Ilustración de Paola Vecchi para la revista Principia. Al pie tienen el enlace al artículo original donde aparece.

Laura Bassi fue esposa, madre y científica. Lo fue en el siglo XVIII. Tuvo la inmensa suerte de haber nacido en el seno de una familia acomodada de Bolonia. Su padre, abogado, no dudó en potenciar su talento: recibió la misma educación que cualquier hombre de la época. Desde muy pequeña aprendió filosofía y metafísica con el médico de la familia, Gaetano Tacconi, su tutor.

Fue tal la valía de esta mujer que ni siquiera el clero pudo resistirse. El cardenal Prospero Lamberditini –que más tarde se convertiría en el Papa Benedicto XIV– fue su mecenas. Admirado por su capacidad de oratoria, no dudó en apoyar su formación científica. Con 21 años, Laura Bassi se convertiría en la primera mujer en ocupar una cátedra de física tras graduarse en filosofía y obtener el puesto de profesora en la Universidad de Bolonia. ¡Qué osadía la suya! ¿Cómo iba a impartir clases una mujer en un aula llena de hombres?

Sería un hombre quien impulsase de nuevo su carrera. En 1738 se casó con el médico y físico Guiseppe Veratti. Ello le permitió regresar a la docencia, eso sí, desde su residencia. Su ambición científica no le impidió experimentar la maternidad. El matrimonio Veratti-Bassi tuvo nada menos que ocho vástagos. Tampoco ser madre supuso un punto y final para su carrera. Con la ayuda de poderosos mecenas, presionó a la universidad reclamando más responsabilidad y más salario para hacerse con su propio equipo. Así fue posible el nacimiento del laboratorio Veratti-Bassi. Se hizo famoso en toda Europa. Bassi impartiría cursos de física experimental durante tres décadas acogiendo a científicos de renombre.

Una lección

Destacar en el siglo XVIII entre grandes intelectuales de toda Europa no es cualquier cosa. Laura Bassi se integró como una más en estos círculos, dominados por hombres. La segunda parte de su vida la dedicó a explicar la física experimental de Isaac Newton y los principios de Benjamin Franklin sobre fenómenos eléctricos.

Su gran legado fue difundir el conocimiento, eso cometido que ahora se llama divulgación científica. Otro concepto tan de moda como maltratado. No es tarea fácil mostrar al público qué es la ciencia, cómo se gestan sus fenómenos, qué leyes nos rigen sin sabernos gobernados por ellas… No lo fue entonces y tampoco lo está siendo ahora.

También resulta complejo entender cómo habiendo pasado varios siglos, las científicas siguen siendo menospreciadas, obligadas a sacrificar más que un hombre para demostrar su valía y que ésta sea reconocida. Díganme ustedes, ¿no son suficientes los siglos que han pasado las mujeres a la sombra, privando a la sociedad de su sabiduría? Por favor, hágase la luz. En nombre de la ciencia.

Portada del flamante número 4 de Principia

Recomendamos al lector ocasional de esta web/catálogo la revista de divulgación científica más molona de todos los tiempos, donde se ha publicado el artículo de Patricia Rodríguez con toda la información sobre Laura Bassi: Principia. Puede conseguirla en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ve en el mapa una que le quede a mano, pregúntenos, que para eso estamos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *