Inicio»Puentes»Negratinta»La familia [por Sara Serrano]

La familia [por Sara Serrano]

0
Compartidos
Pinterest Google+

Mata las horas en una silla blanca de plástico que quedó arrinconada en el balcón por falta de espacio, lleno de bicicletas, pelotas, triciclos, motos y plantas amarillentas. Sale con la excusa de no fumar delante de los niños. Ahora vuelvo que voy fuera. Se enciende un cigarrillo y lo absorbe con rabia. Detesta su vida. Lo sabe todo el mundo aunque nadie lo diga.

la-familia-300x200Mira a los niños desde fuera. La niña molesta al grande, que toquetea el portátil de su padre mientras le dice al más pequeño que se calle de una vez que él no puede tocar eso porqué es un mocoso de mierda y el pequeño se cabrea y coge el móvil de la madre para ver si le da envidia al grande. Piensa como hubiera sido si no hubiera tenido al pequeño. Como hubiera sido si no hubiera tenido la niña. Como hubiera sido si no hubiera tenido hijos. Piensa como hubiera sido la vida si no se hubiera casado con un hombre que lo más excitante que ha hecho en los últimos seis meses es bajar a comprar Coca-Cola de madrugada al paquistaní.

El problema no es ahora. Enciende otro cigarrillo y absorbe todavía más fuerte. El problema no es ahora porqué ahora le basta con la silla. Cuando se cansa de oír gritos y de oler a puré de calabacín abre la puerta, sale, cierra la puerta y el mundo cambia. Desde fuera sigue oyendo gritos y al padre, que sólo sabe decir haced el favor que vendrá vuestra madre y os reñirá, pero se ve todo desde otra perspectiva. Como si esos no fueran sus hijos y aquello no fuera su casa. Como cuando vas a la panadería y un niño monta un espectáculo porqué quiere galletas antes de comer y se tira por el suelo y grita y da patadas y las demás madres pasan vergüenza sólo de pensar que lo hiciera su hijo. Incluso si se esfuerza un poco más es capaz de cerrar los ojos y de hacer ver que no les oye, que no están, que no existen.


Fragmento del texto La Familia, de Sara Serrano, publicado en Negratinta. Pueden leerlo completo aquí.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *