Entradas en la Categoría

Puentes

Hace frío. Es invierno. 1949. En un salón de baile de Twist, en Arkansas, un joven negro de 24 años manosea una guitarra Gibson acústica. Hace tanto frío que han encendido un barril medio lleno de queroseno, a modo de chimenea, para calentar el ambiente. Para que los pies de los potenciales bailarines, helados, bailen.

Comenzar por el principio, eso pretende este texto: comenzar por las primeras palabras del poeta; leer, de nuevo, su primer libro; viajar hasta las primeras palabras que ofrece José Viñals en Entrevista con el pájaro y comenzar allí: «Toda respuesta es una impostura».

El calor acecha y nosotros nos hemos resguardado en el mejor lugar de Madrid: LA CUEVA DEL RELOJ, donde sin necesidad de poner el aire acondicionado, disfrutamos durante todo el año de una temperatura primaveral. Hemos querido ofrecer una oferta cultural diferente.

Pilar Salamanca nos va a ayudar a liberar el genio creador que todos llevamos dentro. Hay mucha gente que desea escribir pero sufre lo indecible porque no sabe expresarse adecuadamente o porque cuando, después de prodigiosos esfuerzos, lo consigue, no logra que se le preste atención.

Me envía L. el enlace al perfil de E. en meetic. Solo venía el enlace en su correo. He tenido que registrarme para ver a dónde me llevaba, me podía la curiosidad, cómo me conoce. Al verlo, me ha dado tantísima vergüenza que he ido corriendo a meter la cabeza debajo del grifo del agua fría, entera, como cuando, siendo aún una niña

Un taller en el que aprenderemos a escuchar la música con otros oídos gracias a la cellista Iris Azquinezer, que nos llevará de la mano en un recorrido por la historia de la música y nos dará claves para entenderla mejor.

Alguna vez lo hablamos: se publican demasiados libros, libros que a ver para qué se publican si, seamos honestos, hubiera dado lo mismo que no se hubieran publicado; es decir, no lo mismo, voy a precisar: hubiera el sector, sin tener que soportar la carga de la publicación, trasporte, colocación y conato de venta de toda esa basura, podido respirar algo mejor. Se notaría para bien, digo. Porque la oferta editorial es tan amplia, se manejan números tan desproporcionados[1], que

«Eso sí, tengo varios libros tirados por el suelo. Una biografía de Wittgenstein y Popper, las Meditaciones de Marco Aurelio, el último Vinalia Trippers, A tumba abierta de Oriól Romaní en edición fotocopiada, uno de los relatos y poemas de Bukowsky, La cámara de niebla de Xen Rabanal… También está Tom Wolfe por ahí tirado.

Desde al menos diez días, o quizá fuera después de que Marta se hubiera ido del piso junto a una bolsa de fin de semana, Sasha despertaba con aquella melodía que no dejaba de aletear como una golondrina que al migrar hubiera perdido el rumbo de sus compañeras y se hubiese metido en su cuarto por equivocación, y creía que por error o por despiste porque qué demonios hacía esa canción-golondrina revoloteando justo encima de su cama.

Recién Narciso es el primer libro de poemas de Simón Cuadros Inocencio (Valencia, 1976), biólogo de profesión y especializado en reproducción asistida. Se trata de un libro de poemas que no hace concesión al lector y trata de alejarse de los ritmos, temas y estilos que hoy día convierten a cualquiera en poeta con el sencillo gesto de darle a enter/intro al final de un renglón.