Entradas en la Categoría

Gente de letras

Caídas, de Teresa Soto, en Madrid — ¿Cómo presentarías a un amigo? —le dijo ella. — Con una sonrisa —respondió él. Así empezamos la presentación del poemario , de Teresa Soto. Así queríamos empezar. Sin superlativos ni parafernalias. Desde lo pequeñito, lo cercano. Desde la alegría que se siente al publicar un libro como ese. Un libro que busca amigos, o más bien, cómplices. Así empezamos la presentación, entre cómplices: Teresa Soto, la autora del libro, Nicholas F. Callaway, el autor

Según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, existen en España casi millón y medio de hogares con gato, y más de dos millones de felinos en ellos. A estos hay que sumar los llamados gatos callejeros. Digamos que son una población considerable. Si en la antigüedad fueron dioses, hoy día son lo reyes del Youtube y las redes sociales. Un considerable peso de internet está dedicado al gato, tal cual. Esto demuestra que ya sean deidades o sencillos

Este viernes pasado tuvimos la oportunidad de asistir a una de las charlas que han estado —y siguen, seguiremos— organizando los editores de esta publicación desde que saliera el primer episodio de la primera temporada de Principa para dar a conocer lo que hacen. Fue en Librería Jarcha, celebrando el día de las librerías. Tuvimos unos minutos para charlar con ellos y hacerles unas fotos. Así se los presentamos: ¿Quiénes sois?  De cara al público, en la ventanilla de reclamaciones, estamos los promotores

Un grupo de jóvenes en una acampada. Beben alcohol, toman drogas, tienen sus primeros escarceos sexuales. De pronto, uno de ellos, seguramente el amigo del quaterback, aparece acuchillado. Parece que hay un asesino suelto en el bosque. Esta situación se puede extrapolar a otros lugares. No nos engañemos. Ya sabemos lo que va a pasar. Todos los jóvenes van a morir. Así se titula el ensayo de Luis Pérez Ochando, cuyo subtítulo, Ideología y rito en el slasher film, delimita

«No sé cómo te gustan mis artículos, que escribo sin ganas y a la fuerza, en el último minuto porque me hace falta el dinero…» [Carmen Laforet a Elena Fortún entre mayo y junio de 1951.] Contar —bien, con cierto detalle— cómo es una librería, quién la regenta, qué tipo de libro puedes encontrar en sus estantes, etc., en menos de cuatro mil palabras, tiene una cierta complicación. Lo sé porque lo he intentado ya unas cuantas veces, sospecho que

Mafalda llegaría algo más tarde. Para quedarse. Las niñas íbamos a empezar a reparar en un montón de cuestiones de las que no habíamos tenido siquiera una mínima sospecha: el hambre, el feminismo, las guerras, la economía mundial, la política, qué está bien, qué mal, qué quería decir la palabra inocencia.

«No tiene un nombre glamouroso, una etiqueta que se pueda poner de moda. No tiene el atractivo de la novedad, son cosas que hemos oído una y otra vez. Conocerse, actuar con honestidad… Pero lo complicado no es oírlo, ni entenderlo, cosas así se escuchan constantemente. Lo complicado es aplicarlo en tu propia vida y hacerse consciente de que la clave está en la responsabilidad personal». 1 Llegar a la sede de Continta me tienes tuvo una cierta complicación. Anoté

Hace ya más de veinticinco años de aquel viaje a Cáceres en el que Javier Tomeo dio una charla para setecientos alumnos. A alguien de la universidad se le ocurrió que quien asistiera a las cuatro conferencias de escritores del ciclo que organizaron se le dieran alegremente unos cuantos créditos académicos (en aquella época —aunque parezca increíble— aún existían cosas gratis) Resultado: setecientos chavales llenando el auditorio del antiguo convento de San Francisco sentados incluso en los pasillos, las escaleras

Retomamos donde lo dejamos la serie sobre librerías y sus gentes. Fotógrafo y redactora nos acercamos para charlar con la librera Viviana hasta Trafiantes de sueños (en la calle Duque de alba, cerquita del mercado de la cebada, Tirso de Molina), una de las librerías con más personalidad de la capital, con un fondo —también nos referimos a los libros aquí— claro, contundente, generoso.

Alain Badiou en diálogo con Nicolas Truong en Elogio del teatro  «Tienes entre tus manos una preciosa oportunidad: dos franceses van a contarte, como si estuvieras con ellos una cálida tarde de verano a orillas del Ródno, acerca del teatro Dónde nació, a qué peligros se ha enfrentado, cuáles son sus poderes mágicos y qué efectos produce en aquellos que los prueban». María Folguera en el prólogo a Elogio del teatro. Fuimos a la librería —La Central del Reina Sofía, otra vez; va a ser