Entradas en la Categoría

Desde fronterad

El pasado mes de julio defendí la tesis doctoral en la facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Titulada Estrategias de representación del genocidio ruandés: Alfredo Jaar y la mirada insuficiente, la tesis es una estrategia de representación en sí misma que utiliza la obra del artista Alfredo Jaar para tratar de encarar el genocidio de Ruanda de 1994. Frente a un jurado formado por miembros de diferentes disciplinas: historia del arte, filosofía, periodismo… y echando de

Las reglas naturales Patricia Almeida Quintana había dicho que en su pueblo, cuando un bebé nace, las madres lloran. Con esa memoria de la infancia que pocas veces falla, ella camina ahora las mismas calles de tierra en las que jugó de niña y recorre casa por casa para ver quién queda. La escena se repite: primero ella dice que sí, que sí está viva, y luego de los abrazos resume en un par de frases su larga década lejos

Dos profesores universitarios españoles, uno que trabaja en España, el otro en una universidad americana, se encuentran después de tiempo en un congreso de filología o literatura española.  —Joder, mira esta noticia. ¿Otra reunión sobre la crisis de las humanidades? Y en la capital de Estados Unidos, vaya. A propósito, es la primera vez que me entero de la existencia de esa Alianza Nacional de Humanidades que pretende «proteger el futuro de nuestras disciplinas». —Y otra vez la crisis. Si

Los violines tienen alma. No es una prosopopeya, es literal. Me lo ha contado Borja Bernabeu, lutier madrileño que vive y trabaja en Cremona (Italia): «El alma es un cilindro de abeto. Se coloca a presión, sin encolar, entre la tapa y el fondo, ligeramente por detrás del pie derecho del puente. La tradición dice que el alma transmite el sonido de la tapa al fondo. A través de mínimos movimientos de este cilindro, hablamos de décimas de milímetro, se
suvenir de las torres gemelas con avión

¿Qué nos dicen los objetos que la guerra deja tirados por el suelo? ¿Qué nos dicen, de nosotros mismos, los objetos que la guerra convierte en marketing? El primer objeto cayó del cielo. Era el flyer –uno de miles– que la aviación estadounidense lanzaba sobre las tropas iraquíes atrincheradas en el sur de Kuwait.«¡Esto es una alerta, la primera y la última! Mañana bombardearemos el Batallón de Infantería 21. ¡Huye de este lugar ahora mismo!», advertía el flyer en árabe,
Imagen del transexual posando a cámara

Por la mañana necesitaría un rato antes de poder recibirnos, nos había dicho cuando nos despedimos la noche anterior. Ahora veíamos por qué: no había dormido, pero lucía radiante. Se había cambiado de ropa. Una malla de lycra blanca con manchas negras, zapatos de tacón alto. Y una camiseta de tirantes de color celeste, con pequeños arreglos de brillantes justo por debajo de sus senos artificiales, apretados en un sujetador negro. Llevaba también un vistoso reloj de pulsera, muy ancho,
imagen de mapa en tinta

Desde FronteraD queremos saludar la reciente publicación de dos antologías de crónicas escritas por autores hispanoamericanos (la Antología de crónica latinoamericana actual –editada por Darío Jaramillo Agudelo para la editorial Alfaguara– y Mejor que ficción –editada por Jorge Carrión para la editorial Anagrama–) con un diccionario de términos esenciales para comprender la importancia presente y el potencial futuro de la crónica escrita en español. Un género que nos permite viajar y conocer mundos lejanos o cercanos y que, sobre todo,

¿Qué puedes llevarte a un viaje terrorífico en el que hay que sobrevivir a la travesía del Sáhara, a la violencia y hostilidad de uno o varios países desconocidos de los que te quieren expulsar, al salto de una valla fortificada de seis metros de altura, superar un espigón fronterizo que se interna en gélidas aguas o salvar 14 kilómetros de mortíferas corrientes? ¿Qué objetos son imprescindibles para una odisea? Síndrome de Ulises. Así llaman los psicólogos al trastorno que

El otro sexo en el mundo árabe. La revolución eternamente aplazada Hace cerca de una década, la bandera del arco iris ondeó en Beirut en una manifestación ciudadana. Era el 23 de marzo, tres días después del primer bombardeo sobre Bagdad, y Leil-Zahra Mortada y cinco personas más salieron a la calle a denunciar la invasión de Irak reivindicando su identidad sexual y bajo su propia enseña. Marcaron un hito histórico: fue la primera vez que alguien se atrevió a

El pueblo que sobrevivió en la selva peruana al terror (y a la indiferencia) Apenas nos acercamos, los niños huyen despavoridos. Más tarde comprenderemos que su actitud responde a una secuela psicológica, abierta como una herida profunda. También a nuestras enormes cámaras y lentes, que a ellos –indígenas machiguengas– les recuerda la imagen de la muerte, a los militares y policías con sus fusiles y bazucas. Hace más de un año, ellos invadieron sus casas, violentaron sus puertas, los interrogaron a