Archivo de Autor - Librerante

«Había nacido la cultura» He aquí el video que ha creado el equipo de Palabra Voyeur (Radio 3) para dar vida al libro de nuestro autor, Víctor Nubla. Así han entendido ellos El viaje secreto de Elidan Marau a través del Mar de Leche (Editorial Incorpore). Palabra Voyeur – El viaje secreto de Elidan Marau

Solaz No estaría de más sentarse al borde de la tarde y dejar pasar un día y ver caer la noche y poner precio a cuánto cuesta estar sin hacer nada, para hacer caso omiso a los zapatos sucios y a la vejez de las camisas viejas con las arrugas propias de los años, suicidadas en perchas, como nuevas, comer lo que primero tenga a mano (si es la tuya, mejor), olvidar el teléfono, poner el automático y en claro

Siete semanas en Irán. Por Patricia Almarcegui Un libro tuvo la culpa. Fue un libro de viajes por el mundo oriental de Edward Said, el mismo en que basó su tésis doctoral, el que inspiró la carrera de Patricia Almarcegui, quien conoce de primera mano el mundo árabe; ha vivido en Egipto, Yemén, Omán, Túnez, India, Líbano, Siria o Irán. Ha convivido con su gente. Viaja mucho, y siempre acompañada de libros y un cuaderno donde anotar sus experiencias. Su

La amistad según Epicuro, de Maite Larrauri en RNE Suena una sintonía familiar, ésa que indica que «la profe» ha llegado a Radio Nacional de España, RNE. Maite Larrauri acude a las ondas para presentar la nueva entrega de la colección Filosofía para Profanos, de FronteraD. En esta ocasión, abordará el concepto de la amistad, según planteó el filósofo griego Epicuro. Su entrevista en el programa Gente Despierta la puedes escuchar aquí, pero quizás te quedes con ganas de más

El programa de RNE Gente despierta sigue con la serie iniciada sobre La Felicidad según Baruch Spinoza, dentro de Filosofía para Profanos. En esta ocasión se trata, por ejemplo, del asunto de las obsesiones y cómo combatir la exageración de las pasiones. “Filosofía para profanos” – Maite Larrauri – Felicidad III

Buenas noches «Extranjero he llegado extranjero me voy» Yo no puedo empezar como Proust diciendo que llevo mucho tiempo acostándome pronto. Siempre he sido nocturno y noctámbulo. Cuando cae la noche, mi alma respira con alivio. Creo que el mundo empieza a desvelar sus misterios cuando la luz cesa. Los que nos sentimos extranjeros en este mundo, cuando llega la noche nos sentimos liberados. Somos al fin livianos después de estar cosidos entre los pesados cortinajes del día y, por

insólito, ta Del lat. insolĭtus. 1. adj. Raro, extraño, desacostumbrado. Desde que hace ya casi un año se nos ocurriera reunirnos cada mes en una librería para celebrar los jueves librerantes han sido unas cuantas las ocasiones —una cada mes, para que no se olviden de nosotros, descansando agosto, diciembre y enero— en las que, con esta excusa, la de reunirnos porque sí, nos hemos juntando en torno a nuestros libros autores, editores y libreros. Cada uno de los jueves —que no

«La diferencia es la intención» Una de las autoras más próximas al espíritu Librerante, Patricia Almarcegui [ha escrito, entre otros, Escuchar Irán (Newcastle, 2016), uno de los pequeños libros de la editorial] ha participado recientemente en unas interesantes jornadas sobre viajes y turismo. Aquí podéis ver más. Y aquí debajo, el documento gráfico

«En el caso de Javier Marías fui a que me firmara un libro, que compré en su caseta. Le pedí que me firmara con mi propio bolígrafo en la creencia de que así me conferiría parte de su aura. Se negó. En el de Eugenia fue la primera vez que quedamos. Quedamos en una pizzeria de Bilbao o de Alonso Martínez. Charlamos, me dedicó un libro, y luego cenamos una pizza. Con el tiempo la acompañé a la entrega de premios de Planeta 2000, donde tuve lugar en la cena dado que falló la agente de Paulo Coelho».

sábado, 14 de diciembre de 2013 Las muchas casas de John Keats En Londres abundan las casas de escritores. El respeto que muestran los ingleses por el legado de sus creadores, en sintonía con su aprecio general por las tradiciones, excede vergonzantemente al que campea en España, donde, por ejemplo, la casa de Vicente Aleixandre, en la calle Velingtonia, que fue un centro de irradiación de la poesía en nuestro país, sigue en un malhadado abandono, fruto de la desidia