Inicio»Puentes»Comenzar a leer»A vueltas con la fuerza de la gravedad

A vueltas con la fuerza de la gravedad

0
Compartidos
Pinterest Google+
La banda de pop OK Go, la primera en atraverse a desafiar la fuerza de la gravedad en un video musical.
La banda de pop OK Go, la primera en atraverse a desafiar la fuerza de la gravedad en un video musical.

Permítanme empezar ofreciendo disculpas. Les pido perdón por mi atrevimiento y también por mi ignorancia. Crecí creyendo que las leyes físicas eran verdades irrefutables y jamás pensé que hubiese un mecanismo capaz de darles la vuelta. La ley de leyes, la ley que nos explicó durante siglos que las cosas caen por su propio peso… resulta que puede ser alterada para lograr efectos especiales alucinantes en el cine.  Sí, señores, la gravedad puede ser anulada.

Poner patas arriba la teoría

Reconozco que las leyes de la física son un rompecabezas, al menos, para mí. No obstante, hay determinadas leyes que he logrado interiorizar. Por ejemplo, la idea más básica de Newton que relaciona la masa de los cuerpos con la fuerza: F= m * a.  No creo que nadie a estas alturas se sorprenda ante ella: la fuerza necesaria para mover un cuerpo es proporcional a la masa o, lo que es lo mismo, cuanto más peso tenga un mueble, más fuerza tengo que ejercer sobre él para moverlo.

Sin embargo, Newton dio un paso más allá. Descubrió que la Tierra atraía los cuerpos con una fuerza especial. Esta fuerza es la que todos conocemos como la fuerza de la gravedad. Algo que ya Galileo había dejado caer. ¿Recuerdan que Galileo, subido a la torre de Pisa, descubrió que no importaba que las bolas que arrojaba fuesen más grandes o más pequeñas, de madera o de plomo… pues todas caían igual de rápido? La explicación a este fenómeno la ofrecería Newton: cuando sobre un cuerpo actúa la gravedad, se mueve con la misma aceleración sea cual sea su masa. Entonces, ¿qué hace que un cuerpo caiga más despacio? Pues la fricción con el aire, sin ella, la trayectoria y las aceleraciones son iguales.

Einstein quiso burlarse de este sometimiento y propuso lo siguiente: si la fuerza de la gravedad quiere hacernos mover a todos con la misma aceleración, sólo hay que moverse con esa aceleración para no notar los efectos de la gravedad. Dicho de otro modo, la teoría de la relatividad propone cambiar la forma de movernos para hacer como si la gravedad no actuase.

¿Bailamos?

Todas esas leyes que acabo de mencionar son imprescindibles para entender cómo es posible que en este video vuelen los cantantes, la ropa de las azafatas se hinche y los pelos actúen con total desgobierno. Ha sido posible por el fenómeno de la ingravidez: los pilotos han actuado contra el fenómeno de la caída libre. Ellos han tenido que acelerar y frenar en intervalos muy regulares mientras el avión caía en picado. ¿Para qué? Para evitar que el aire de la atmósfera frenase el avión.

Al estar en ingravidez respecto al avión, no sentimos el peso. Así se explica el libre albedrío de los pelos y que al no haber peso, no hay la presión habitual entre las superficies en contacto, y por tanto no hay prácticamente rozamiento. Sin él, flotamos: no tenemos forma de hacer palanca y movernos como cuando caminamos. Caminar así requiere un esfuerzo tremendo, por eso las chicas del video son acróbatas profesionales.

Upside Down & Inside Out es el primer video musical que recurre a este fenómeno. Fue grabado durante veinte vuelos de unas 2 horas de duración. En cada vuelo se producían múltiples parábolas y en cada una de estas durante 10-25 segundos se obtenían las condiciones adecuadas para poder grabar. Es decir, entre 2,5-6 minutos válidos por cada vuelo. Todo un reto para la banda de pop OK Go, todo un desafío para las leyes más respetadas de la física.


Recomendamos al lector ocasional de esta web/catálogo la revista de divulgación científica más molona de todos los tiempos, donde se ha publicado el artículo de Antoni Munar con toda la información sobre la ingravidez: Principia. Puede conseguirla en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ve en el mapa una que le quede a mano, pregúntenos, que para eso estamos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *